Editorial



LA COBRANZA, UNA ACTIVIDAD DE COMUNICACIÓN Y PERSUASIÓN

Dicen especialistas en consultoría empresarial que el mundo globalizado con la apertura de mercados, la agresiva competencia, el internet y todo el boom tecnológico, ha llevado a los empresarios (y entre ellos, desde luego, a los del sector del mueble) a un entorno de negocios más complicado, que les exige una constante actualización en casi todos los ámbitos de la empresa.

Y uno de esos ámbitos (no el único) del negocio que requiere mantener a su personal actualizado, es su departamento de cobranza. ¿Por qué? Si sólo se trata de llamar al departamento de pagos de las empresas clientes y preguntar si hay transferencia o cheque.

Planteado así, parecería muy sencillo y realmente no se necesitaría gran capacitación para el personal encargado de cobrar. Sin embargo, y aquí está lo fundamental, la recuperación del dinero en las empresas es vital porque sin ingresos no se puede hacer frente a las obligaciones diarias que tienen ni se pueden echar a andar los proyectos de las mismas.

Por eso, en el departamento de cobranza debe estar personal capacitado para realizar la gestión de cobranza y recuperación del dinero de una forma eficaz. Aunque es cierto que en muchos casos, esas gestiones sencillas y monótonas de llamar por teléfono para cobrar, dan buenos resultados, también es un hecho que en otros momentos difíciles, la cobranza exige algo más que gestiones sencillas.

Y es en estas ocasiones en que la cobranza requiere a una persona más capacitada. Alguien que entienda que la cobranza será siempre una actividad de comunicación y persuasión.

Por eso, señor empresario del sector del mueble, capacite a su personal encargado de la cobranza. Quien quita y con una preparación más profesional le rescate unas cuantas cuentas que usted ya no tenía esperanza de cobrar.

editorial-nov17