EL TAMAÑO DE LAS OPORTUNIDADES PARA EL MUEBLE MEXICANO


EL TAMAÑO DE LAS OPORTUNIDADES PARA EL MUEBLE MEXICANO

Tanto en México como más allá de nuestras fronteras existen numerosas oportunidades de negocios. Por supuesto, no se trata de simplemente alargar la mano para tomar la fruta madura: se requiere de imaginación, visión y de un esfuerzo planeado, estratégico, bien ejecutado. Pero esa ha sido nuestra tarea desde que nos embarcamos en la gran aventura de crear una empresa.

Hay cifras que nos muestran el tamaño de las oportunidades que pueden abrirse para el mueble mexicano, si nos ponemos a trabajar con otra visión: el año pasado, el comercio mundial de muebles superó los 150 mil millones de dólares, triplicando lo que se tenía hace 15 años. Actualmente, nuestra participación en ese mercado es mínima. Hemos crecido nuestras exportaciones, pero de manera marginal, en tanto países como China, Vietnam y Polonia, entre otros, han logrado incrementar sus ventas de manera casi fabulosa. Y hay nuevos jugadores con esas mismas intenciones.

Vietnam, por ejemplo, ha tenido crecimientos muy dinámicos, en términos de producción y exportación de muebles, en los últimos diez años. Este país exportaba alrededor de 3 mil millones de dólares en 2009, y se espera que esa cifra sea de casi 11 mil millones de dólares este año. En este periodo, se convirtió en el séptimo productor mundial, de ser el décimo quinto en 2009, y en quinto exportador a nivel global.

Más cercanos a nosotros, tenemos los casos de Brasil y Colombia, países que han apostado al diseño como un elemento diferenciador de competitividad y de valor agregado, y que con la aplicación de nuevos materiales, procesos, tecnologías y generando alianzas virtuosas entre diseñadores y la industria mueblera han atendido el nicho de mobiliario de autor.

Aquí la pregunta es: ¿qué vamos a hacer nosotros en Jalisco, aquí y ahora y en el futuro? Porque para poder ser competitivos requerimos de una transformación institucional, organizacional y tecnológica, a fin de estar en posibilidades de alcanzar todo el potencial que tiene nuestra industria.

En el pasado, como país fuimos potencia global en producción y exportación de mobiliario. En el caso de nuestra entidad, hace 15 años Jalisco fue reconocido por el Centro de Estudios de la Industria del Mueble, el CSIL ubicado en Milán, Italia, como uno de los cuatro clústeres muebleros relevantes en América Latina y el único en México.

Hoy, con la experiencia que hemos adquirido, tenemos que hacer mucho más. Por eso, quiero aprovechar este foro para convocar a todas las empresas y organizaciones relacionadas con el sector mueblero de nuestro estado para diseñar e implementar un programa de desarrollo de largo plazo, con un horizonte a 10 años.

Este programa será nuestra carta de navegación, para convertir a Jalisco en el centro manufacturero de la industria del mueble de México y pensar en lograr que nuestro país sea el hub (el concentrador) del mueble de América Latina.

37-sector_mueblero-septiembre2019Sabemos que la tarea no será fácil. Requeriremos, entre otras cosas, de dar soporte institucional y representatividad a la industria mueblera; generar sinergias entre fabricantes, diseñadores y universidades; para posicionarnos como un sector innovador y dinámico, que esté a la vanguardia de las tendencias y necesidades de los mercados globales.

Nos hace falta crear nuevos esquemas de comercialización para el mercado interno, con énfasis especial en los canales digitales, y desarrollar una agenda de comercio exterior que nos permita encontrar nuevos mercados para nuestros productos.

La tarea, repito, va a enfrentar retos y obstáculos. Pero estoy seguro de que podemos superarlos, si trabajamos juntos, gobierno, empresarios, universidades y profesionales y jóvenes talentos del diseño, para formar ese círculo virtuoso que nos lleve a ser realmente grandes como sector industrial, unido y caminando hacia una misma meta