¿EN DÓNDE SE EXTRAVIÓ MÉXICO?


¿EN DÓNDE SE EXTRAVIÓ MÉXICO?

Francisco Martín Moreno hizo una Interesante explicación histórica que ubica ciertos acontecimientos que han provocado el atraso de México y que, en parte, condicionan el limitado desarrollo de nuestro país en nuestros días.

En una conferencia ante empresarios del sector mueblero realizada en el marco de Expo Mueble Internacional realizada en Guadalajara el pasado mes de febrero, el conferencista dio su punto de vista sobre el atraso de nuestro país. Damas y caballeros, lo ponemos a su consideración.

Quisiera comenzar por decirles, según mi punto de vista, en dónde fue donde se extravió México, no voy a decir para siempre, porque siempre se le puede dar la vuelta a todo. Pero ¿En dónde nos extraviamos? Yo les diría que todo comenzó con un decreto real de Felipe II en 1570 en España, cuando creó la Real Inquisición en México, aunque aquí de alguna manera ya existía la Inquisición con Hernán Cortés. Pero la formalización jurídica llega 50 años después.

¿Por qué digo esto? porque si tuviera que buscar un punto que nos indique desde donde nos perdimos los mexicanos, yo les diría que fue con la llegada de los españoles, quienes al conquistar Tenochtitlán desaparecen los calpullis, que eran organizaciones sociales agrícolas y en las que se educaba a los jóvenes indígenas. Entonces, cuando llegan los españoles desaparecen los calpullis y se crean las encomiendas, que eran organizaciones agrícolas o mineras que se entregaban a los conquistadores como recompensa por el servicio prestado a la Corona Española. A los encomenderos españoles les entregaban cierta cantidad de indios como esclavos y enormes extensiones de tierra, y en lugar de que en las encomiendas se construyera una escuela o 20 para educar a la población indígena, se construyeron iglesias.

De ahí que en 1821 cuando llega Iturbide al poder, 98% de los mexicanos no sabían leer ni escribir. Ahí es cuando comienza el gran drama, cuando los católicos se dedicaron vilmente a enriquecerse y a construir iglesias católicas. Un ejemplo es Cholula; en esta ciudad hay prácticamente 360 iglesias. Piensen en lo que sería Cholula si en aquel entonces hubieran construido 360 escuelas. Hubiera sido muy distinto.

¿EN DÓNDE SE EXTRAVIÓ MÉXICO?Ahora, los invito a una reflexión: piensen ustedes, tratando de explicar la teoría de El atraso mexicano, en dónde hubo Inquisición en el mundo y en dónde no hubo Inquisición. Por ejemplo, hubo Inquisición en México, Guatemala, Venezuela, Colombia, Perú y Ecuador, por mencionar algunos países de Latinoamérica ¿Y en dónde no hubo? No hubo en Nueva Zelanda, Australia, Canadá, Estados Unidos, Inglaterra, Francia, ni Alemania que fue el país donde se instaló el protestantismo. Vemos que en los países en los que se impuso la Inquisición fueron prohibidas las ideas de la Ilustración, lo que provocó un atraso gigantesco. Y junto con esto, a las mujeres no se les permitía aprender a leer y a escribir porque los inquisidores temían que ellas se pudieran comunicar por escrito con sus pretendientes y de esa manera pudieran influir en la vida moral de la Colonia.

Decía Sor Juana Inés de la Cruz: Si nosotras, las mujeres, somos las que vamos a criar a nuestros hijos para hacer crecer nuestro país y en nosotras descansa la posibilidad de la expansión cultural, económica y social y no nos dejan leer ni escribir ¿Pues entonces?

Con lo anterior, tenemos una explicación del atraso.
En los Estados Unidos, por ejemplo, y aquí podríamos hacer la comparación con las sociedades protestantes, quien se quiere salvar tiene que leer la Biblia, de otra manera no se salva; pero claro, para leer la Biblia evidentemente hay que alfabetizarse. Así que es muy distinto tener una sociedad letrada a una iletrada. Un dato: en 1860 cuando sale La cabaña del tío Tom se venden 550, 000 ejemplares del libro, y en México sólo vendemos 500,000 unidades pero de penicilina. Es increíble el atraso que tenemos.

Piensan ustedes: en la época también de Iturbide, según cuentan, tenían que poner gente en las esquinas para que leyeran en voz alta los periódicos porque la gente podía comprar el periódico pero no sabía leer. ¿Y a dónde vamos con un país que no sabe leer? Cuando largamos del poder a punta de bayoneta a Porfirio Díaz en mayo de 1911 deja una herencia de 85% de analfabetas, y estamos hablando de hace un siglo que en México prácticamente todos eran analfabetas.

¿EN DÓNDE SE EXTRAVIÓ MÉXICO?Claro que cuando llega el presidente Obregón al poder empiezan a construir más escuelas. Pero en estas escuelas los maestros eran burócratas del gobierno, por eso hoy tenemos 2,100.000 maestros burócratas, y ya sabemos que cuando algo se burocratiza se echa a perder. Entonces, nos encontramos con una historia de analfabetismo y con una burocracia creciente a partir del siglo 20. El analfabetismo tiene su explicación en que venimos, provenimos, de dos instituciones macabras: venimos de la piedra de los sacrificios y de la Inquisición. Y una característica de estas dos instituciones es que en ninguna hubo democracia: no hubo en los 200 años del imperio Azteca con los tlatoani ni durante los 300 años del virreinato pues se gobernaba por lo que decía el virrey o por lo que decía el rey de España. Y si no había democracia por ende no había instituciones jurídicas ni estado de derecho.

Y aquí hago un rápido recuento de la historia de México hasta llegar al siglo xx y nuestros días. Cuando llegamos al siglo 19 empezamos con la guerra de Independencia y después de ésta tenemos Las 7 leyes de Santa Anna que acaban con la constitución del 24, entre paréntesis Santa Ana se reelige 11 veces. También sufrimos la guerra de los pasteles y con la invasión yanqui perdimos la mitad del país. Pasado esto, apenas nos estábamos recuperando cuando en 1858, 10 años después de que se fueron los gringos, estalla la Guerra de Reforma. Así, con tanta inestabilidad, era imposible que pudiéramos construir una democracia. La Guerra de Reforma dura tres años y al final Benito Juárez logra construir la república liberal que queríamos. Pero dos años después tenemos la batalla en Puebla el 5 de mayo de 1862 y al año siguiente se imponen los franceses y se quedan cinco años hasta que finalmente en 1867 fusilamos con toda justicia a Maximiliano para terminar con esto.

Entonces, no había tiempo de construir una democracia y cuál tiempo para construir un estado de derecho. Dicen que Juárez se reeligió muchas veces. En 1858 ya estaba la Guerra de Reforma que acaba en el 61 ¿Cómo íbamos a organizar elecciones así? Y luego al año siguiente viene la invasión francesa ¿A qué hora las elecciones? Juárez se queda 14 años pero porque no había autoridad. Finalmente con la restauración de la República comenzamos a dar pasos con Juárez, pero muere en el 1872 y en el 76 era presidente Sebastián Lerdo de Tejada. Pero llega Porfirio Díaz. Con una gran congruencia priista (se adelantó un poco) dijo: estoy harto de las reelecciones y ya no podemos permitir la reelección. Derroca al presidente Sebastián Lerdo de Tejada (Porfirio Díaz fue un golpista) y con gran congruencia priista se reelige de 1876 a 1910; es decir, ¡34 años de reelección y de incongruencia política!

Así, el siglo 19 perdido. El siglo 20 prácticamente empieza con la revolución mexicana o la destrucción, como ustedes quieran llamarle. Se impone Obregón con Plutarco Elias Calles al lado. Éste de 1928 a 1936 será el Jefe Máximo de la Revolución y quien en 1929 funda el Partido Nacional Revolucionario (PNR). La anarquía, en la lucha por el poder, dura de 1920 a 1936 cuando finalmente Lázaro Cárdenas exilió a Calles. Y aunque ya estaba el PNR y elecciones ¿Cuál democracia? Acuérdense como asesinaban a diputados, senadores y militares, a todo mundo asesinaban. No había estado de derecho. Eran años terribles de imposición autoritaria.

Después dijeron: ahora sí viene la democracia con Lázaro Cárdenas, pero éste instala La dictadura perfecta. Empieza a controlar a todos los trabajadores al servicio del estado y crea la Federación de Trabajadores al Servicio del Estado (FTSE) y también crear todas las instituciones para controlar al país. Él es el padre de la dictadura perfecta, que nada más dura hasta que el presidente Zedillo pierde la mayoría absoluta del Congreso en el año de 1997. Pero si ustedes quieren, la democracia en México, la verdadera democracia llega cuando asume la presidencia la señora Fox, perdón Vicente Fox, en el año 2000. Antes de todo eso nunca hubo democracia y si no hubo democracia no hubo estado de derecho, y si no había estado de derecho pues cuáles garantías individuales, cuál respeto a la constitución, cuál respeto a la ley, cuál certeza jurídica. No había nada de eso, acuérdense de las quinielas en donde participábamos todos tratando de adivinar quién era el tapado. No había democracia con todas las consecuencias que eso implica.

Viéndolo así ¡apenas llevamos 20 años de democracia! aunque la lucha por crear instituciones independientes del gobierno viene desde más atrás. Por ejemplo, después del fraude electoral (o cómo ustedes quieran llamarle) a Cuauhtémoc Cárdenas se crea el Instituto Nacional Electoral (INE) porque la sociedad protesta y porque no queríamos que pasara lo que decía Porfirio Díaz: quien cuenta los votos gana las elecciones. Y también se crea el Instituto de la Transparencia y una gran cantidad de organismos autónomos precisamente para apuntalar nuestra democracia. De eso sí podemos estar satisfechos.

¿EN DÓNDE SE EXTRAVIÓ MÉXICO?En los últimos años del siglo 20 se empezaron a construir todos esos organismos independientes para garantizar la democracia y con ello un estado de derecho y una separación de poderes, que es lo más saludable a que podríamos aspirar como país. Como sucede en los países desarrollados: Estados Unidos, Canadá o la Unión Europea.

De aquí, nos instalamos en el 2018 para preguntarnos ¿Qué fue lo que pasó ese año? Lo que pasó fue que la sociedad mexicana estaba harta de la corrupción, porque no tuvimos un gobierno de Peña Nieto sino más bien una pandilla que había venido a robar y robar con gran éxito. También es importante destacar qué Peña Nieto empezó muy bien, con él empezaron las reformas estructurales. Yo, por ejemplo, aplaudía estas reformas estructurales y las aplaudo hasta el día de hoy porque eran lo mejor de Peña Nieto; pero después vinieron los descalabros y vino lo de Ayotzinapa y lo de la Casa Blanca, entre otros escándalos. Cuando se da cuenta el gobierno de Peña Nieto, o la pandilla de Peña Nieto, que van a perder las elecciones, deciden reunirse con López Obrador porque éste era el camino que ellos consideraban el más idóneo para salvarse. Y en un pacto siniestro que lleva a cabo Peña Nieto con López Obrador se armó el pacto de la impunidad. Ahí es donde le dijeron a López Obrador: te vamos a pavimentar el camino a la presidencia de la república pero tú te comprometes a que, de ninguna manera, encarcelarnos a nosotros. Rosario Robles no cuenta porque no formaba parte de la pandilla. Entonces, aquí surge una pregunta ¿Quién es peor? ¿El que te dice: yo te entrego la presidencia sin importarme nada con tal de salvarme o quien renuncia a sus facultades constitucionales y no aplica la ley ante los que saquearon el erario?

Después viene lo que todos hemos estado viendo: el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) obtiene la mayoría en el Congreso, la cancelación de la construcción del nuevo aeropuerto, la relación ríspida de Andrés Manuel López Obrador con el empresariado mexicano que ha creado desconfianza entre los inversionistas, su combate a la corrupción, y sus mañaneras en las que ha hecho declaraciones imprudentes y ha marcado posición errónea ante problemas sociales (no apoyó al movimiento contra los feminicidios).